sábado, 19 de marzo de 2011

No hay prisas, sólo sonrisas de complicidad para romper el pacto.