miércoles, 15 de junio de 2011

exceso de suposiciones

Supongo que ya está, que hasta aquí llega, hasta aquí llega lo nunca existente. Se han terminado las suposiciones absurdas, yo no soy así, me daba la sensación de convertirme en alguien que no soy, yo nunca me había pasado días enteros haciendo mis propias suposiciones para lograr comprender a nadie. Digo las cosas, como las pienso, y normalmente me paso de la ralla, porque primero hablo, luego pienso, primero pregunto y luego contesto, aunque no preguntes, si no respondo reviento.
Creo que no, no aguanto este ritmo, no aguanto tu ritmo. Vuelvo a suponer: supongo que esto es lo que querías conseguir, que fueses mi dolor de cabeza, que no logre suponer nada. 
Te indigna que no sea yo quien grite, pero por lo menos he sido menos cobarde que tú. Ahora, te regalo parte de mi orgullo, ya que aprecias tanto el tuyo, todo para ti, porque yo me doy totalmente por vencida.