lunes, 13 de junio de 2011

Para darte tanto igual como se supone que te da todo, bien que has sacado tus propias teorías, no te digo que no sean ciertas, pero ya ves, has invertido tiempo en mi. Tan valientes y fuertes que somos todos y luego tenemos miedo de decir cosas en voz alta.
A pesar de todo, admiro la manera en la que te dan igual las cosas.