miércoles, 5 de octubre de 2011

philo

La sociedad tiene una  felicidad condicionada, con esto me refiero a que las personas son o pueden ser felices, si, pero son gente feliz condicionada. En general se cree que todos somos felices porque la sociedad cumple sus deseos, bueno, lo intentan, quiero decir, son dueños de muchos deseos por cumplir, pero por circunstancias de la vida razonan antes de cumplirlos, y con esto recalco el "lo intentan". Razonan por las consecuencias que pueda tener realizar cada uno de los deseos, y por tanto no los satisfacen totalmente, así que son gente feliz condicionada.
Pero no todos somos así, personalmente considero que para llegar a la felicidad absoluta hay que ser egoísta, anteponerse uno mismo frente cualquier cosa, porque de esta manera la razón no pone límite al deseo, es uno mismo quien pone límite al deseo, y por tanto a la felicidad.