martes, 10 de enero de 2012

2012

Eso de año nuevo-vida nueva son tonterías. ¿De verdad crees que el día 1 de Enero vas a dejar de pensar u olvidar lo que considerabas el día 31 de Diciembre? Seamos realistas, no, solo son fines que se propone la gente débil para "olvidar" o no recaer en la mierda que pretende dejar de un año a otro.
Pues yo me quedo con lo mejor y lo peor que me ha podido pasar: lo mejor porque es digno de recordar y lo peor para evitar que vuelva a suceder, a pesar de que sea experta en repetir las cosas. Pero bueno, por quedarme me quedo con la gente que ha pasado por mi vida, personas que siguen presentes, personas que ojalá no vuelvan a aparecer, personas que reaparecen, personas que hacen que toque el cielo y otras que pretenden que viva bajo sus suelas, pero bueno, amigos hasta en el infierno, personas que viven a 11.000 km de mi y aun así les quiero, personas hipócritas, sinceros, fugaces, constantes, simpáticas, bordes... resumiendo, mucha gente que no vale la pena y el doble de gente que si que vale, eso y más.
Nunca seré la mejor persona, ni de lejos, lo tengo claro; creo en pocas cosas, y gracias a muchas personas, cada día en menos; la gente cambia, incluso yo, o con el tiempo se muestran tal y como han sido siempre.
Me moría de ganas por despedir el año, y aun así he tardado 10 días en pensar exactamente que decir para despedirme, y todavía sigo sin saber que quiero decir con franqueza. No me gusta decir adiós, ni que me lo digan, pero prefiero que me digan adiós antes de que alguien se vaya sin despedirse, pero que no sea por despedidas, las cosas pueden pasar todas las veces que intentes que pasen.